Memorias que duelen

PATRIA JUDÍA

Auschwitz15enero

Fuente: radiojai.com.ar

Un hogar llamado Auschchwitz

JAI-Por Javier Rodríguez Marcos-” No es cosa fácil ser un excepción”. Imre Kertész, que murió en Budapest la semana pasada, repitió esta frase en varios de sus libros y en sus discurso de Nobel de 2002. Se entiende la insistencia porque esas siete palabras explican bien la angustia que subyace en sus obra y en la de otros supervivientes del Holocausto.

Unos encontraron en la literatura un bálsamo. Otros, la vía hacia el suicidio. Fue el caso Tadeusz Borowski, que se quitó la vida tras escribir los relatos de Nuestro hogar es Auschwitz ( Alba ), decisivos para el propio Kertész. El año pasado se cumplieron 70 años del final de la Segunda Guerra Mundial y de la liberación de los campos nazis y ambos hechos fueron conmemorados dignamente. Hay, sin embargo, un capítulo de la literatura concentracionaria menos trágico que el de los…

Ver la entrada original 367 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s